¿Qué es el Internet de las cosas?

Actualmente ha nacido una gran novedad en el mundo de la tecnología, es el llamado “El Internet de las cosas” conocido por sus siglas en inglés IoT (Internet of things) basado principalmente en la finalización del uso de la cobertura o de las redes wifi, para la interconexión constante de nuestros objetos.

La conexión de estos dispositivos se basa en señales de radio de baja potencia, este método es el cual explica el porqué no es necesaria una red wifi para una conexión entre los objetos, sin embargo se está estudiando para que se encuentren otras alternativas para esta iniciativa que sean más económicas y que gasten menos energía que este primer método.

Algunos ejemplos de conexión para IoT podrían ser:

Redes IoT de bajo consumo y corto alance

NFC

Un conjunto de protocolos de comunicación que hacen posible la conectividad entre dispositivos (Teléfonos, tarjetas de crédito, llaves de vehículo), siempre y cuando se encuentren a una distancia muy cercana del objeto con el que interactúan.

Zigbee

Bajo consumo y red tipo malla, debido a ello esta tecnología es frecuentemente utilizada en redes domésticas, perfecta para la domótica del hogar.

Bluetooth

Capaz de trasmitir voz y datos en distancias de hasta 12 metros.

Redes de área LPWAN (Largo alcance)

Redes 4G LTE para IoT

Ofrecen alta capacidad y baja latencia, por lo que son una excelente opción para escenarios de IoT que requieren actualizaciones o información en tiempo real.

A futuro se va a implementar la red 5G

Redes 5G para IoT

Todavía no está disponible, las redes 5G para IoT permitirán más innovaciones en este campo, debido a que proporcionan velocidades de descarga mucho más rápidas y conectividad con muchos más dispositivos al mismo tiempo.

LoRaWAN

Lora basada en una tecnología de modulación de radiofrecuencia. Esta conectividad  es perfecta para lugares donde la cobertura es casi inexistente. Este tipo de redes permite conectar dispositivos a grandes distancias con un consumo de energía mínimo.

La principal característica del Internet de las cosas es que se obtiene una máxima conectividad de todos los dispositivos que antes no estaban conectados entre sí, de esta forma hemos aumentando significativamente la conexión entre todo y todos, como resultado obtenemos algunas ventajas: ahorro de tiempo, mayor eficiencia en el trabajo, información al alcance de todos, facilidad de seguimiento.

La tecnología de la información hoy en día depende de los datos que redacta una persona, por ende si el ordenador o el dispositivo que estemos usando ya tiene recogida anteriormente toda esa información, no sería necesario que una persona la estuviera redactando constantemente, por lo que ese tiempo que nos ahorraría el ordenador, lo podríamos invertir en cualquier otra cosa, siendo así más eficientes.

Además de que gracias a la información que nos irían proporcionando nuestros dispositivos conseguiríamos evitar gastos de reparaciones o reemplazos innecesarios de estos mismos, pudiendo incluso realizar reparaciones en remoto.

IOT supondrá una facilitación en prácticamente todos los sectores que conocemos, el consumo, la empresa, educación, sanidad, agricultura, medios de comunicación, infraestructuras, transporte e industria, podríamos referirnos a este gran cambio como un nuevo auge tecnológico tal y como el que hubo hace una década.

El internet de las cosas

Este nuevo tipo de tecnología se caracterizará principalmente por su inteligencia independiente, la cual se ajustará a las necesidades de la persona que la adquiera, actuarán dependiendo de la circunstancia el ambiente o el contexto que les rodee.

Por el momento está catalogado como un sistema complejo ya que va a ser complicado introducirlo e integrarlo en todos los sectores y agentes, el motivo principal es el hecho de que existe un gran problema global, el miedo a la poca privacidad que la tecnología nos ofrece, y es que ya habido varios problemas por la falta de privacidad que nos tienden algunos dispositivos o empresas tecnológicas.

Para solventar el problema se sugiere que haya un gran apoyo ciudadano y compromiso ante esto, ya que el problema principalmente no es de la tecnología sino del uso que le da el ser humano a esta misma.

IOT aplicado a la vida real

Centrémonos ahora en un ejemplo en particular: La sanidad. La sanidad es un sector muy amplio el cual necesita una organización constante, esta, en numerosas ocasiones se vuelve compleja, así que una alternativa para acabar con ello sería el uso de: “el Internet de las cosas”, todas las máquinas, ordenadores, aparatos telefónicos, bombas de agua, electricidad, electrodomésticos etc… estarían conectadas entre sí y a un mismo núcleo, en caso de que necesitaran la reparación de uno de estos, se realizaría de forma automática e individual, el dispositivo que estuviera fallando se notificaría sin necesidad de que una persona lo estuviese revisando constantemente.

Aparte de esta función, que sería una general, la cual coincide con la de otros sectores también existe una función más particular, la sanitaria, en este caso esta tecnología podría utilizarse para el rastreo remoto de pacientes y sistemas de emergencias, se pondrían en uso como monitores de presión sanguínea o control de pulsaciones, incluso podrían ser dispositivos capaces de seguir implantes especializados ya sean marcapasos, pulseras electrónicas o audífonos sofisticados.

En cada uno de los sectores que conocemos obtendría una función diferente y única, pero tendrían todas ellas en común que su uso facilitará progresivamente la vida de las personas aumentando también así la calidad de esta.

El Internet de las cosas se puede aplicar a cualquier dispositivo, pero a pesar de estar en pleno auge todavía queda un largo camino para digitalizar todos los sectores.

1 comentario en «¿Qué es el Internet de las cosas?»

Responder a Javier Cancelar la respuesta